AMC propone cinco consejos para crear la cocina perfecta

La Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) propone cinco consejos prácticos para evitar cometer errores en una decisión tan importante como es elegir la cocina.

07.05.2018 Primavera y verano son las épocas en las que los consumidores más se animan a cambiar la cocina. Se trata de una de las inversiones del hogar más altas, tanto desde el punto de vista económico como de tiempo y recursos empleados, y por ello es importante planificar desde el inicio para no cometer errores difíciles de corregir después.

Una planificación adecuada de la cocina no solo evitará quebraderos de cabeza, sino que a la larga también tendrá repercusión en la salud, evitando habituales problemas de espalda, y el estado anímico, al disfrutar así de una cocina personalizada y adaptada a cada hogar y sus necesidades. La ayuda de profesionales desde el inicio del proyecto hasta la instalación final de la cocina es fundamental para evitar errores y conseguir la correcta integración de las nuevas propuestas y electrodomésticos que van apareciendo en el mercado, una inversión que a la larga se rentabilizará.

La altura de los muebles, los materiales e incluso tener en cuenta si se es zurdo o diestro serám clave para conseguir un espacio perfecto y ergonómico. Estos son los consejos de AMC (Asociación de Mobiliario de Cocina) para el usuario que se propone reformar su cocina.

Una distribución adecuada

Lo primero de todo es pensar qué se necesita para organizar el espacio y que la cocina sea funcional y ergonómica, teniendo en cuenta la forma de cocinar, el espacio disponible y la funcionalidad que se le quiere darle a la cocina. Una vez definidos estos criterios, se pueden seleccionar cuatro tipologías:

  • Cocina en una fila: es la solución básica para espacios pequeños, idealmente con un mínimo de 3,60 metros para que sea funcional.
  • Cocina en dos filas: muy adecuada para quienes suelen ir con prisas y necesitan ahorrar tiempo en la cocina, con recorridos más cortos para cocinar.
  • Cocinas en L o en U: ideal para convertir la ventana en el foco de atención, así como para quienes deseen pasar más tiempo en cocina, ya que permite habilitar una zona para comer en el centro.
  • Cocina con isla: la más deseada, perfecta para espacios grandes donde la cocina es el centro de las actividades con familia y amigos. Es recomendable trasladar las instalaciones de agua y luz a la isla central.

Alturas ergonómicas

Tal como AMC recuerda, es importante adaptar los muebles a la altura de la persona que pasará más tiempo en la cocina. Para prevenir molestias y daños en la columna vertebral, la encimera debe situarse de 10 a 15 centímetros por debajo de la altura del codo.

Materiales, complementos y electrodomésticos idóneos

Aunque la estética es importante, es fundamental que los materiales sean también higiénicos, que no desprendan sustancias nocivas, aptos para el contacto con alimentos, fáciles de limpiar, impermeables y ligeros. Además, se recomienda que sean resistentes a altas temperaturas y rayos UV, así como al rayado y a la abrasión.

Los electrodomésticos adecuados rentabilizarán la inversión en la cocina, siempre que sean energética y ecológicamente eficientes. Además de la importancia de ahorrar agua y energía, es fundamental apostar por electrodomésticos silenciosos, haciendo más confortable la estancia en la cocina, especialmente si se trata de un espacio abierto.

Cajones mejor que armarios bajos

Es hora de decir adiós a los armarios de puertas bajo la encimera. Los expertos recomiendan los cajones con gavetas, lo que conocemos como cajones con compartimentos para almacenaje, una opción perfecta para utilizar toda la profundidad del armario, con alimentos y vajillas a una altura cómoda que evita encovarse innecesariamente. En los muebles altos se pueden colocar otros elementos, como el horno o el microondas.

¿Diestro o zurdo?

Según AMC, para los diestros, la cocción debe colocarse a la derecha, la superficie de trabajo en el centro y el fregadero a la izquierda (trabajando de derecha a izquierda). Los zurdos, lo opuesto. La fuente de luz también debe adaptarse no solo para crear un ambiente adecuado, sino para facilitar el trabajo culinario: la iluminación ha de planificarse tanto fuera como dentro de los armarios y, para que la sombra no moleste al cocinar, debe orientarse desde arriba-izquierda para los diestros y al revés para los zurdos.

* Para más información: www.amcocina.com

2018-05-08T10:47:07+00:00 8/05/2018|Destacados, Tendencias|0 Comments

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies