Aumenta la producción de muebles de cocina en España


14 julio, 2006

Según un informe de la Asociación Española de Fabricantes de Muebles de Cocina (AMC), la producción de muebles de cocina alcanzó el 16,4 % del total del mobiliario en España en 2005.
Según el estudio Situación del mercado de mueble de cocina en España y el hábitat como eje de reflexión, realizado por AMC para informar a sus asociados de los últimos datos y tendencias económicas del sector, el sector goza de buena salud.

La producción de muebles de cocina alcanzó el 16,4 % del total del mobiliario en España en 2005, lo que implica un aumento respecto a 2004, cuando el porcentaje fue del 15,5%. De esta forma, el mobiliario de cocina vuelve a alzarse como el sector más pujante dentro del conjunto del hogar: su crecimiento fue del 5,72 %, mientras que el total del sector del mueble tuvo un crecimiento mínimo, de tan sólo el 0,18 %.

La producción de mueble de cocina es la segunda por detrás del mueble de hogar moderno, con un 28,8%. Ha superado, por tanto, al mueble tapizado (15,5 %), que ocupó el segundo lugar en 2004.

En total, la producción de muebles de cocina en España en 2005 superó los 1.396 miles de euros, cifra que continúa la positiva evolución que está viviendo el sector en los últimos años.

Según el estudio, el número de hogares compradores de mueble de cocina el año pasado fue 522.203. Comparado con 2004, hubo más hogares compradores, sin bien el gasto fue menor.

La renovación sigue siendo el principal motivo de compra, por encima de la nueva instalación. El plazo medio de renovación de la cocina sigue estable en los 16 años. Sin embargo, las investigaciones concluyen que el consumidor español otorga cada vez una mayor importancia a la decoración y equipamiento de su casa, con la que se busca una mayor identificación que en el pasado. A la hora de comprar, el consumidor analiza la funcionalidad del producto, su calidad y su adecuación a su presupuesto, pero también aspectos emocionales como la imagen y los esfuerzos que implica la compra.

Por todo ello, desde el estudio de AMC se insiste en la necesidad de conocer cada vez mejor al consumidor para lograr una mayor identificación de la marca con los valores que éste busca. El objetivo final es ofrecer un producto que se integre con el resto de elementos de la casa y esté acorde con la idea de hábitat del comprador, que puede ir evolucionando con los años y la situación personal del consumidor.

* Para más información:www.amcocina.com


Último número de la revista


SMEG

PUBLICIDAD

Las noticias más leídas