Continúa la búsqueda de alternativas para Xey


14 julio, 2017

El Gobierno Vasco ha anunciado que aún no se ha rendido en la batalla de buscar nuevos inversores para Xey, aunque tampoco ha concretado las medidas que está llevando a cabo. Los trabajadores de la firma, que anunció la semana pasada su liquidación total (lo que conlleva el cierre de su fábrica de Zumaia y el despido de sus 170 trabajadores) responsabilizaron el pasado martes a la dirección de los graves problemas de la empresa, que aún consideran un proyecto viable. El desplome de Xey ha afectado a varias empresas del Grupo Mobiliario del Urola, al que pertenece.

14.07.2017-. La plantilla de Xey, en huelga desde comienzos de mes y a la que la dirección de la empresa comunicó la pasada semana su intención de cerrar, se reunió ayer en Vitoria con el director de Desarrollo Industrial del Gobierno vasco, Alejandro López Cárcamo, para conocer las opciones del Ejecutivo en cuanto a recuperar la actividad en la fábrica de Zumaia, de la que el Ejecutivo autonómico posee el 30% del accionariado.

Xey
El director del departamento que dirige Arantxa Tapia refrendó la voluntad del Gobierno vasco en seguir buscando posible inversores para la reactivación de la planta y la recuperación del máximo de puestos de trabajo posibles, tal como informa el Diario Vasco, pero también trasladó que todavía no hay nada concreto sobre la aparición de un nuevo socio inversor.

Tras la reunión, los trabajadores de la firma anunciaron su intención de no cesar en la lucha en defensa de sus puestos de trabajo y convocaron una manifestación para el próximo día 21 en Zumaia.

La dirección de la empresa, responsable, según la plantilla
La plantilla, formada por 170 empleados, espera la declaración oficial de liquidación de la compañía por parte del juez, ya que así se abrirá la posibilidad de reclamar al Fogasa parte de las nóminas que la empresa les adeuda: desde el mes de marzo no cobran, a lo que se les suma la paga de verano y otras seis pagas suspendidas anteriormente.

El pasado martes, los portavoces del comité de empresa, arropados por la plantilla de Zumaia, comparecieron para pedir cuentas a los accionistas de la empresa y reclamar un posible plan de inversión al estar seguros de que la empresa tiene futuro. Los trabajadores acusan a la dirección de la firma, Victoriano Susperregui y Juan Fano, de agravar su situación de insolvencia por negar sistemáticamente la entrada de inyecciones de capital por parte de posibles nuevos accionistas, y al Gobierno Vasco de haber entregado un cheque en blanco con dinero público para después no controlar los resultados ni el devenir de la empresa.

El comité de empresa confía en que el juez considerará que los administradores son responsables de la debacle de la compañía, que ha contraído unas deudas cercanas a los 30 millones de euros y que no ha podido reconducir su delicada situación en un proceso concursal iniciado a comienzos de junio.

Una caída que arrastra
Según publicó Crónica Global la semana pasada, 10 compañías integrantes del grupo fabricante de muebles de cocina de Xey, Grupo Mobiliario del Urola, han solicitado concurso de acreedores: primero lo hicieron la casa madre y Xey Casanovas, y después Comercial Xey, Burcosa, Valcode, Cobade y Lindhogar Madrid, además de Forma Urola Mobiliario, Xey Bilbao y Xey Európolis.

* Otras noticias relacionadas:
Los trabajadores de Xey solicitan al Gobierno Vasco un nuevo socio inversor

* Para más información: xey.es


Milessi

PUBLICIDAD

Último número de la revista


FELDER

PUBLICIDAD

SMEG

PUBLICIDAD

Las noticias más leídas