Los barnices al agua para exterior de Ilva restauran la Villa del Gombo


3 diciembre, 2021

La histórica Villa del Gombo, antigua residencia del presidente de la República Italiana, renace gracias a los barnices al agua de Ilva para exteriores.

El proceso de restauración ha consistido en devolver a las condiciones originales todos los elementos de madera de conífera situados en el revestimiento de la fachada. Entre estos tienen un especial protagonismo las ventanas de la villa. La restauración ha sido una obra compleja debido a la proximidad del edificio al mar; condiciones de gran exposición tanto a la acción corrosiva de la arena y la sal.

Resistencia y mantenimiento

La elección del proceso de barnizado tuvo en cuenta el comportamiento del barniz en términos de resistencia a los agentes atmosféricos; así como la facilidad de mantenimiento, garantizando un resultado perdurable en el tiempo y una reducción de los costes de gestión.

Proceso de restauración

Después de retirar las capas de pintura deterioradas y haber lijado la madera, se aplicaron los productos al agua para exteriores. Concretamente, se utilizaron los impregnantes al agua Efecto Cera de la serie TN0/60x Color System sobre las lamas.

Para las ventanas y contraventanas se apostó por los impregnantes reavivantes de la serie PN30x Color System; y el acabado al agua de gran cubrición de la serie TN931/0x Color System. Todos los productos se aplicaron in situ con brocha y rodillo.

Sistema Tintométrico Ilva

Gracias al nuevo Sistema Tintométrico Ilva, ha sido posible revalorizar aún más la actividad  de restauración al poder reproducir con precisión los colores originales.

La “nueva” Villa del Gombo, así restaurada y devuelta a la comunidad, fue recientemente inaugurada por el presidente de la República Sergio Mattarella. A partir de ahora, se convertirá en el escenario de eventos, reuniones y encuentros.

Villa del Gombo

El edificio histórico se encuentra dentro del Parque San Rossore: su construcción fue encargada por el presidente Giovanni Gronchi a finales de la década de 1950, cuando la finca San Rossore fue anexada al patrimonio del Jefe de Estado.

La Villa estaba destinada a representar un símbolo del renacimiento después de la devastación causada por la Segunda Guerra Mundial y, por lo tanto, fue construida en el sitio de un pabellón de caza en el siglo XIX, luego destruida por los bombardeos alemanes. Elegida como residencia de verano de los presidentes de la República y lugar de estancia de los Jefes de Estado hasta 1997, ahora está gestionada por la Región de Toscana.

*Para más información: http://www.ilvabarnices.es/es/

Cocina Integral

03.12.2021


decorativa

PUBLICIDAD