La reforma y la rehabilitación podrían caer hasta un 22% en 2020 debido a la pandemia


24/09/2020

Reforma

23.09.2020 Según el peor de los escenarios, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) pronostica que el sector de la rehabilitación y reforma podría caer este año hasta un 22%, debido a la pandemia y a sus consecuencias. Así lo refleja la última edición del Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar. Se trata de un estudio elaborado por Arthursen que contempla tres posibilidades distintas en función de la evolución de esta situación.

Tres escenarios

El primer escenario es el calificado como optimista por la patronal. No prevé confinamientos generalizados ni regionales, aunque sí reducciones de movilidad incluso a nivel provincial, a excepción de las grandes ciudades. En este caso, el descenso se estima en un 11% este año.

Considerado el más realista en el actual contexto, el segundo de los escenarios augura una caída del 16,7% en 2020. La opción de Andimac parte del supuesto de una situación de difícil control de los rebrotes con impacto a nivel autonómico. Y pronostica restricciones de movilidad intercomunitaria sin impactar en el ámbito profesional.

La más pesimista de las situaciones contempla que llegaran a decretarse confinamientos similares a los sufridos durante el estado de alarma para hacer frente a la segunda oleada del virus. O si éstos afectaran a grandes núcleos de actividad. Entonces, el desplome de la actividad de la reforma y rehabilitación en este año de pandemia sería del 22%.

En el informe no se ha tenido en cuenta el efecto positivo de los fondos europeos aprobados para la reconstrucción social y económica de los países comunitarios. El motivo es la prudencia y cierto escepticismo. Según esto, España recibirá hasta 140.000 millones de euros, de los que dependería el nuevo Plan de Rehabilitación. Éste, junto con el mantenimiento de infraestructuras clave para el país, podría hacer de la construcción el sector amortiguador de la crisis en 2021 y el impulso para la transformación de la economía del país.

Obstáculos para las ayudas

La patronal cree que los 2.000 millones de euros que se movilizarían durante los próximos dos años podrían servir para evitar el derrumbe de la actividad en construcción. Sin embargo, ve difícil su articulación efectiva durante 2021. Debido, entre otros motivos, al funcionamiento de nuestro modelo administrativo. Y también a la deficiente capacidad de ejecución de los fondos europeos, en cuyo reparto vaticina nuevos frentes en la batalla política.

En este sentido, Andimac insta a todos los grupos del arco parlamentario a acercar posturas y lograr acuerdos cuanto antes para elaborar unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) alineados con los objetivos de Bruselas en torno a la eficiencia energética o la transición ecológica. De esta manera, la patronal asegura que la rehabilitación y la reforma han de ser a corto plazo uno de los motores para la reconstrucción económica del país. Esto es debido su efecto tractor en el empleo y la inversión, y sus nada desdeñables retornos medioambientales y económicos a futuro.

El comportamiento del sector en el último trimestre dependerá de la evolución de la pandemia, del control de los rebrotes y de la situación del mercado laboral. En cualquier caso, urge elaborar los PGE, presentar en octubre proyectos a los programas de financiación de la UE. Y facilitar la ejecución en 2021 de los ambiciosos planes de rehabilitación, afirma el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero.

*Para más información: www.andimac.org

Cocina Integral