Silestone Loft y la tecnología HybriQ+: novedades mundiales de Cosentino


07/10/2020

Silestone Loft Camden
Silestone Loft: Camden.

Cosentino lanza al mercado mundial Silestone Loft, una nueva serie de cinco colores de estética industrial que viene con la incorporación de una nueva tecnología de fabricación, HybriQ+. Esta nueva tecnología nace con el objetivo de cambiar el paradigma de las superficies de cuarzo y conseguir una producción más sostenible y segura para los trabajadores. La presentación para España y Portugal de esta colección se realizó vía online, desde el canal de YouTube de Cosentino, ayer día 6 de diciembre. Con la conducción de Pilar Navarro, del Departamento de Comunicación y RR.PP. del Grupo, intervinieron Santiago Alfonso, VP de Marketing & Comunicación; Diego Tijeras, VP I+D+i de Producto, y Alba Gilabert, Product Manager de Silestone.

Loft

Según explicó Santiago Alfonso el origen del estilo Loft se remonta a mediados del siglo XX. En esa época, en diferentes barrios neoyorkinos la gente comenzó a instalarse en instalaciones fabriles, grandes talleres y almacenes abandonados. Así, estos se convirtieron en viviendas diáfanas que se denominaron, a partir de entonces, lofts. A partir de ese momento el hormigón, el cemento, las vigas, las tuberías y la estética inacabada pasaron a cobrar protagonismo también en el interior de los hogares. De esta manera se creó el estilo industrial o Loft, una tendencia decorativa que en los últimos años está cobrando un especial protagonismo.

Con ese espíritu, y en la línea de Cosentino de incorporar las últimas tendencias del mercado a sus superficies, surgen Camden, Poblenou, Seaport, Nolita y Corktown. Estos nuevos colores de la serie Silestone Loft rememoran a cinco icónicos barrios del mundo que poseen una marcada historia y estética industrial. Ésta es visible tanto en calles, edificios y mobiliario urbano, como en la decoración interior de sus casas. La idea, según explicó Valentín Tieras es rejuvenecer la marca Silestone, hacerla más urbana, joven e industrial.

Camden

Silestone Camden (foto de cabecera) se inspira en el barrio más alternativo de London, cosmopolita, con sabor punk ochentero, ecléctico y lleno de artistas. Sus fachadas de ladrillo, el desgaste de los espacios vividos y las tonalidades aceradas han inspirado un color gris suave, amable. De grano poco grueso y de aspecto homogéneo, en él se aprecian sutiles toques blancos en forma de veta muy pequeña. Esta tonalidad cemento estándar es un color versátil, adaptable y fácil de incorporar a cualquier ambiente.

Silestone Loft Poblenou
Silestone Loft: Poblenou.

Poblenou

Silestone Poblenou se ha creado con la mirada puesta en el barrio considerado como el centro de la revolución industrial en Barcelona, un lugar moderno y creativo en la actualidad. Con calidez mediterránea en su envoltura industrial, es cosmopolita, cercano, multicultural y familiar. En la actualidad, las antiguas naves se han convertido en lofts que comparten espacio con galerías de arte, bares o negocios. Este peculiar carisma ha inspirado el color Silestone Poblenou, compuesto por tonos grises de matices cálidos. Cuenta con degradados sutiles y un fondo arenoso que aporta textura y un aspecto cotidiano, lleno de vida y luminosidad. Tal como lo define Alba Gilabert: este color huele a sol, mar Mediterráneo y verano.

Silestone Loft Seaport
Silestone Loft: Seaport.

Seaport

Silestone Seaport, calificado por Valentín Tijera como un color un poco más gamberro que los anteriores, rememora este pequeño barrio marítimo del sureste de Manhattan, en Nueva York, lleno de antiguos muelles, restaurantes y tiendas. El ladrillo visto, los cementos desgastados y las maderas típicas de los embarcaderos marcan la gama cromática en la que se refleja este color de Silestone. Su apariencia es la de un verdadero cemento oscuro y desgastado. Y en él, llamativos matices en color blanco se integran perfectamente en el fondo.

Silestone Loft Nolita
Silestone Loft: Nolita.

Nolita

Silestone Nolita también continúa con la inspiración neoyorquina, en este caso la de un barrio que ya era vanguardia antes de llamarse así. Nolita (North of Little Italy) encontró su propia identidad a mediados de los años noventa para poner en valor muchos de los elementos arquitectónicos que ya le hacían ser una zona única dentro de Manhattan. Sus calles cuentan con algo que le diferencia de las zonas anexas, autenticidad, rebeldía, y un bagaje histórico que se ha transformado en la tonalidad blanca de la paleta de Silestone Loft. Aristocrático, sofisticado y sutil, su estructura fría e industrial se viste de blancos y grises claros degradados, en una tonalidad elegante, fina y sin demasiados contrastes. Ha sido un complicado reto tecnológico, explica Alba Gilabert, crear efectos blancos sobre blanco.

Silestone Loft Corktown
Silestone Loft: Corktown.

Corktown

Tal como explica santiago Alfonso, Corktown, el barrio de Detroit, en Michigan, es un barrio de luces y sombras, que ha atravesado períodos de grandeza y también graves crisis económicas, de las que ha sabido resurgir con una belleza reformulada y con un deje old style interesante e intelectual. De la estética y la historia de este lugar, con edificios de esplendor industrial como Michigan Central Station, surge Silestone Corktown. Se trata del tono más negro, sobrio y profundo de Silestone Loft. Su fondo oscuro se entremezcla con una estructura compuesta por diferentes marrones intensos y un acabado extra mate. También ofrece efectos de eflorescencias y superficies que se definen por un desgaste estético. Su gran personalidad convive con la más exigente elegancia, y tal como apuntan desde Cosentino, es el color favorito de Silestone Loft para muchos diseñadores y arquitectos.

HybriQ+, la nueva tecnología de Silestone Loft patentada por Cosentino

Pero esta gama de colores tan especial no es la única novedad de Silestone Loft. Es obligado mencionar el uso, por primera vez, de la exclusiva y pionera tecnología de Cosentino, HybriQ+. Este importante salto cualitativo en la evolución de la marca Silestone se traduce en un nuevo proceso productivo marcado por el compromiso medioambiental de la compañía y su apuesta por la economía circular y la gestión sostenible. De esta forma, en la fabricación de Silestone Loft, además de contar con los hitos medioambientales propios de Cosentino como el uso de un 98% de agua reciclada o el 100% de energía renovable, se utilizan materias primas reutilizadas como vidrio reciclado.

Asimismo, destaca por contar con una nueva formulación en la composición, donde se reduce en gran medida la presencia de sílice cristalina (cuarzo). En su lugar, se emplea una formulación híbrida de materias primas minerales y reutilizadas, como el ya mencionado vidrio reciclado. Pero esto no es todo. Esta reformulación permite además que el material alcance nuevas propiedades estéticas y de diseño, sin descuidar la calidad y la belleza que han definido siempre a Silestone, así como su garantía de 25 años.

Cambio de paradigma

Así, la multinacional cambia el paradigma de la categoría de superficies de cuarzo. Al reducir la presencia de este mineral en la composición de Silestone en estos nuevos colores, Cosentino se anticipa a los requerimientos de futuras legislaciones y normas más restrictivas que aconsejan la disminución del uso de sílice. Asimismo, se favorece una mayor seguridad y tranquilidad tanto en sus propias instalaciones productivas como, sobre todo, para todos sus clientes marmolistas y los profesionales transformadores.

Esta tecnología, fruto de un intenso trabajo de más de tres años llevado a cabo por los equipos de Innovación, Producto, Producción, Calidad, Compras, Medio Ambiente y Seguridad y Salud de Grupo Cosentino, tiene pensado implantarse progresivamente en otros productos de la compañía. Al decir de los responsables de la compañía, ha supuesto una considerable inversión económica que no se reflejará en el precio del producto y será asumida por el Grupo dada la gran fe que han depositado en HybriQ+.

*Para más información: www.cosentino.com/es

Cocina Integral

07.10.2020

 

 

decorativa