Silestone protege la calidad de los alimentos


14 noviembre, 2007

Siguiendo con su papel didáctico, el Instituto Silestone presenta una serie de recomendaciones para conseguir conservar la seguridad y la calidad de los alimentos, una vez adquiridos.

Realizadas por la microbióloga experta en Seguridad Alimentaria y miembro del Instituto Silestone, Maite Pelayo, las recomendaciones se centran en  la explicación de acciones básicas a realizar desde el momento de la selección de los alimentos hasta su traslado y posterior almacenamiento en el hogar.

De este modo, Pelayo aconseja prestar atención al estado de los envases o embalajes de los productos conservados antes de adquirirlos en la tienda, de manera que no presenten abolladuras o golpes, e inspeccionar que los alimentos envasados al vacío estén limpios, troceados y libres de partes no comestibles. Así como rechazar cualquier producto congelado o ultracongelado con muestras de escarchados, puesto que existe el riesgo de que haya sufrido una descongelación.

Durante el transporte de los productos adquiridos, el Instituto Silestone recomienda realizar el traslado en el menor tiempo posible, mostrado un especial cuidado en la conservación de la temperatura. 

Por último, una vez llegados al hogar, se aconseja almacenar rápidamente los alimentos según sus necesidades (ambiente, refrigeración o congelación), retirar las partes que no se utilizarán o que pueden convertirse en una fuente de contaminación de los alimentos frescos e introducir preferiblemente los alimentos sin envasar en recipientes de cierre hermético antes de su almacenamiento.

*Para más información: www.institutosilestone.com


decorativa

PUBLICIDAD

Último número de la revista


FLINT

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las noticias más leídas