Andimac prevé que en 2022 se reformarán 1,75 millones de viviendas


23 junio, 2022

En el marco del VIII Congreso Nacional de Andimac, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción, estima un crecimiento del 3,4% del gasto medio en las reformas, hasta alcanzar los 1.017 euros.

El sector de las reformas en cifras

Andimac estima que este año se reformen 1,75 millones de viviendas, 55.000 más que en 2021. Así lo aseguró en el marco de su VIII Congreso Nacional, durante el cual presentó también su Observatorio 360; una publicación anual elaborada por Arthursen para la patronal que se presentó el pasado día 8 de junio.

Observatorio 360 indica que el gasto medio de cada hogar se elevará este año un 3,4%, hasta los 1.017 euros. Así, el volumen de negocio para el mercado de la reforma y la rehabilitación escalará en 2022 por encima de los 19.800 millones de euros; 690 millones más que los que se registraron durante el pasado ejercicio.

La patronal sostiene que este buen comportamiento no será suficiente para superar el crecimiento alcanzado en 2021; todo ello a pesar del incremento del 3,2% de la actividad (frente al 15,5% de 2021) y del aumento en facturación del 8,6% (frente al 17,1% del año anterior). No obstante, teniendo en cuenta las previsiones de inflación para este 2022, el mercado de la reforma seguirá aumentando en valor neto.

La patronal aclara que estos datos se encuentran especialmente condicionados por el comportamiento de la reforma, dado su peso relativo en el mercado de materiales para la edificación residencial. De hecho, en 2021 la reforma representó algo más del 75% del valor de los materiales en la actividad del sector, mientras la rehabilitación supuso en torno a un 3%.

Inflación, contexto político y pandemia

Más allá de las cifras, la patronal sostiene que el comportamiento del sector de la reforma y la rehabilitación en 2022 dependerá en gran medida de los niveles de inflación (crisis energética, materias primas…), del contexto económico y político (potenciales tensiones de deuda, situación geopolítica en Ucrania…) y de la evolución de la situación epidemiológica.

Andimac indica que actualmente el sector continúa la inercia del intenso crecimiento vivido desde el estallido de la pandemia, que llevó a los hogares a reformar más al pasar más tiempo en casa, pero advierte de que el incremento de los precios de los proyectos, la liberación de gasto hacia otras partidas y la concentración de obras en tan escaso periodo de tiempo obligan a ser prudentes con los pronósticos. Y en este sentido augura un paulatino regreso a la media durante el año y un incremento sustancial de la actividad de rehabilitación a lo largo del segundo semestre.

En este contexto, Andimac afirma que si la actividad base de la reforma se mantuviera en los niveles alcanzados ya sería un gran avance, dado el gran efecto base que representa 2021. Además, asegura que no se puede descartar el riesgo de contracción.

La patronal opina que la gran incógnita reside en el comportamiento de la rehabilitación edificatoria; concretamente la rehabilitación energética asociada a los fondos europeos, después de que los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación recibieron una dotación de 5.520 millones de euros.

El bajo impacto de los fondos europeos

Durante la inauguración de su VIII Congreso Nacional, Andimac aseguró que los fondos europeos apenas impactarán en la rehabilitación de edificios este año. Esto se debe a que las convocatorias de las ayudas se están publicando ahora, por lo que en la práctica quedará un trimestre de ejecución. En cambio, sí prevé que las ayudas comunitarias contribuyan a impulsar a corto plazo la rehabilitación energética en edificación pública. En este sentido, la patronal considera que el impacto en el mercado de materiales deberá notarse en 2023. No obstante, para lograrlo, el sector tiene un gran reto por delante: aprovechar el marco legal y de dotación presupuestaria para generar demanda.

Ante este escenario, la patronal de la reforma y la rehabilitación cree que el contexto óptimo hubiera sido un marco común para toda España; de forma excepcional y para ganar eficiencias y mejoras en la dinamización de la demanda. Sin embargo, señala que ahora hay que mirar hacia adelante y trabajar con las cartas existentes. Andimac advierte de que el sector dispone de 16 meses para convencer a los propietarios de la gran oportunidad que representan para ellos los fondos europeos. A la práctica la fase de venta de los proyectos de rehabilitación finaliza en diciembre del 23; aunque la ejecución de los mismos se pueda prolongar hasta 2026.

En este contexto, la patronal defiende el papel de las tiendas de materiales de construcción como agentes de la rehabilitación. Así pueden aprovechar al máximo los fondos europeos, sobre todo debido a que constituyen puntos de venta no masificados y cercanos a los ciudadanos. Esto mejora el acceso a la información y aumenta la eficacia de las ayudas.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “partimos de cero y querrer correr demasiado es un gran riesgo. Alcanzar los objetivos propuestos requerirá una gran integración de los operadores; capacidad de cooperación entre agentes; y visión de desarrollo de mercado a corto y medio plazo. Esperemos que, llegado el momento, se permita ampliar los plazos tanto de la fase de comercialización como de ejecución”.

*Para más información: http://www.andimac.org

Cocina Integral

 23.06.2022