Las claves de Teka para optimizar el frigorífico


Teka facilita a los usuarios 10 consejos que les ayudarán a optimizar el espacio y el rendimiento de sus frigoríficos.

15.02.2018 Teka ofrece todas las claves para prevenir la formación y el desarrollo de bacterias indeseables y además, gracias a una correcta distribución, optimizar el espacio y el rendimiento del frigorífico.

 teka frigoríficos alimentación saludable

No hay que olvidar que el frigorífico es uno de los electrodomésticos más útiles que tenemos en nuestras casas; de hecho, está en funcionamiento durante los 365 días del año. Es imprescindible que los alimentos se mantengan a la temperatura adecuada para que estén bien conservados y mantengan todas sus propiedades.

Consejos para sacar el máximo partido posible al frigorífico

-Colocar detrás los alimentos que se han adquirido más tarde y delante los más antiguos para consumir alimentos caducados.

-Hay que evitar que el frigorífico se encuentre cerca de fuentes de calor, ya que esto le obliga a consumir mayor energía.

Lavar de inmediato posibles derrames de líquidos para reducir el crecimiento de bacterias y prevenir la contaminación cruzada.

-Conservar los alimentos bien tapados, en recipientes o bolsas precintadas, sin sobrecargar la nevera para evitar que se limite la libre circulación del frío en su interior.

Limpiar de vez en cuando paredes, estantes y cajones con una esponja limpia y agua tibia y jabón.

Dejar enfriar los alimentos antes de introducirlos en el frigorífico. Guardar la comida o bebida caliente en el frigorífico hará que éste necesite más energía para enfriarlos.

La temperatura óptima de un frigorífico es de 7ºC, mientras que la de un congelador no debe estar por debajo de los -18º C.

-Utilizar siempre los cajones inferiores para conservar las frutas y verduras, sin bolsa para evitar que se humedezcan y, por tanto, se deterioren más rápido.

La zona baja de la nevera es la más fría, por lo que hay que reservarla para los alimentos que necesitan temperaturas más bajas de refrigeración, como el pescado y la carne.

La zona alta y la puerta son las menos frías. Aquí se pueden almacenar alimentos que requieran menos refrigeración, como huevos, bebidas, mantequilla, mermelada o alimentos envasados.

– En la zona media se deben colocar los alimentos que requieran menos frío y aquellos con el mensaje en la etiqueta Una vez abierto, consérvese en frío.

-Para eliminar olores desagradables, hay que colocar un recipiente con el zumo de un limón, un vaso con café molido o posos de café, o un recipiente con bicarbonato.

*Para más información: www.teka.es

Útimo número de la revista


Las noticias más leídas


Newsletter







Acepto la política de privacidad

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies