Climber, de Kesseböhmer


18 febrero, 2015

Con un práctico sistema de apertura, las lamas de cristal del Climber, con guías en los laterales, se elevan pulsando un botón.

De esta manera se puede acceder a todo el contenido del mueble. Con total libertad, ya que no existen frentes de mueble o puertas que puedan molestar. Las lamas de cristal, elegantes y semitransparentes, están disponibles en cuatro colores translúcidos y en la gama de colores ampliada a partir del 2015 en dos colores opacos más. Estos, junto con los tres colores disponibles para el módulo, blanco, acabado acero inoxidable y negro, el Climber añade un toque especial a las cocinas modernas. Configurable en cuatro alturas desde 650 hasta 910 mm y en cuatro anchos (600, 800, 900 y 1000 mm), el Climber tiene aplicaciones universales.

Climber, de Kesseböhmer

En la pasada Sicam se mostró una ampliación del programa: el Climber como mueble sobreencimera, una alternativa moderna y ópticamente atractiva a los muebles con persiana. Con ello se puede ocultar el espacio superior a la encimera, creando un efecto óptico limpio y plano. La apertura eléctrica funciona en este caso en dos pasos. En el primer paso, el Climber solamente ofrece una apertura de la parte inferior del mueble, pudiendo acceder a pequeños electrodomésticos y otros objetos que están situados sobre la encimera. En el segundo paso, las lamas se elevan completamente permitiendo el acceso a la totalidad del mueble.

* Para más información: www.kesseboehmer.com/es


syskor

PUBLICIDAD