La industria del mueble busca trabajadores cualificados


23/10/2020

Mueble
La industria del mueble busca trabajadores cualificados.

No todos los sectores económicos se han visto perjudicados por la pandemia, ni todos los trabajadores. Al menos, según una noticia publicada en ElDiario.es, donde se recogen declaraciones de, por ejemplo, Amparo Bertomeu, presidenta de AENIME (Asociación Nacional de Exportadores), Pedro Campo, presidente de la Confederación Española del Comercio (CEC), o Vicente Sales, jefe de sección de Análisis de Mercados y Estrategia de AIDIMME, el instituto tecnológico del mueble. Así, la gente pasó de gastar en cenas, viajes y ocio a invertir en acondicionar su vivienda, para ganancia de fabricantes y distribuidores de muebles y profesionales de la reforma. En ello han influido también el teletrabajo y el telecole. Sin embargo, no todos auguran continuidad a este repunte, que se ha notado tanto en el consumo nacional como en la exportación.

Así, durante los meses de verano, el gasto en equipamiento del hogar muestran una recuperación del 160% respecto a 2019, y en el índice de comercio al por menor que publica el INE, esta es la categoría que más crece (un 5,9% en agosto).

Oficios en vías de extinción y sector olvidado

La industria del mueble, íntimamente ligada a la de la construcción, fue de las más damnificadas en la crisis anterior. Cayó la producción, cerraron fábricas y jamás se volvió a niveles previos a 2008. Sin embargo, ahora, ante el tirón de las ventas, pequeñas tiendas y cadenas buscan profesionales vendedores y, sobre todo, montadores. Cosa nada fácil, pues se requieren conocimientos de diseño, dibujo y montaje. Por ejemplo, la noticia se hace eco de las declaraciones de Javier Rubio, dueño de Exclusivas Naru, un distribuidor de productos de cocina y baño en Ciudad Real. El mayor de los problemas es que no hay gente cualificada y preparada. El mundo de la cocina es complejo: hay que medir, conocer los herrajes. Esto se aprende como se hacía antiguamente, con alguien que sepa. Y el montador es otro tema: hay muchos cursos de carpintería, pero la gente no sale preparada. Antes te tirabas dos o tres años con el carpintero que te enseñaba. Ahora se ha perdido el oficio. Y según asegura Pedro Campo, hay cursos en las Cámaras de Comercio, pero nada para equipamiento del hogar. Todo es digitalización. Es un sector olvidado. Nosotros estamos por recuperar las escuelas de aprendices, añade la presidenta de AENIME.

Según datos de Infojobs, en septiembre se publicaron un 43% menos de vacantes totales que hace un año, aunque, según afirman desde el portal, este verano se ha visto un incremento de perfiles de albañiles, carpinteros, fontanería, acondicionamiento… y en el tema de cocina y hogar hay más ofertas que hace un año.

Ni cierres, ni concursos, pero sí incertidumbre

La presidenta de AENIME destaca que no ha habido cierres ni empresas concursadas y que ahora mismo no hay paro en la fabricación. En cuanto a venta, es difícil de estimar, puesto que la estadística engloba a todos los empleados del comercio al por menor. Los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran una diferencia de poco más de 700 trabajadores entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020, y la de los muebles es una de las actividades de fabricación que menos trabajadores pierde.

De esta manera, y aunque la pandemia no ha sido terrible para los vendedores de muebles, los consultados prefieren ser prudentes. Creen que, con la crisis que viene, caerá el consumo en todos los sectores y el suyo tampoco se salvará. O quizá sólo con las exportaciones, que es gracias a lo que se aguantó el bajón de la crisis anterior, y si se produce un incremento de la construcción sin que se produzca burbuja inmobiliaria.

*Para más información: www.aidimme.es

Cocina Integral

23.10.2020

syskor