La construcción mantiene su crecimiento, a pesar de desacelerarse


28 julio, 2022

Ayer tuvo lugar la presentación de los datos Euroconstruct de julio. El informe sobre el sector de la construcción a nivel europeo en el que participa como representante del mercado español el ITeC (Instituto de Tecnología de la Construcción), con sede en Barcelona.

Francisco Diéguez, y Josep Ramon Fontana, director y responsable del mercados de dicha entidad, fueron los encargados de presentar el informe.

Los datos de verano de Euroconstruct suponen una revisión a la baja de las previsiones de crecimiento realizadas en noviembre del año pasado. Entonces se apuntó un crecimiento del 3,6% para el conjunto de los 19 países que forman Euroconstruct, que ahora se ha revisado y establecido en el 2,3%. Ello se ha debido fundamentalmente a los efectos de la guerra de Ucrania, y al encarecimiento y problemas de suministro de los materiales para construcción.

Las previsiones para 2023 y 2024 también se han reducido. De forma que se espera un crecimiento del 2,3% para 2023 y del 1,4% para 2024, en lugar del 1,5% y del 1,2% como se apuntó en noviembre del año pasado. Aunque en dicho periodo trienal el valor de la construcción perdido con respecto a lo inicialmente previsto se calcula en 41.800 millones de euros, no estamos ante un cambio de tendencia sino ante una reprogramación de las cartera de pedidos debido a las circunstancias.

Tres grupos de países

A nivel europeo, 2022 ha comenzado de forma desigual entre los diferentes países que participan en el informe Euroconstruct. Así, encontramos un grupo de países que han crecido por encima de la referencia del año 2019, antes de la pandemia (Como Italia o Portugal); países que están al mismo nivel de hace tres años (caso de Alemania); y un tercer grupo de países cuyos primeros meses de 2022 están por debajo de los datos de 2019. En este grupo figuran España, Francia o Reino Unido.

Este tercer grupo de países suponen una cuota de mercado aproximada del 33%, por lo que podemos decir que hay dos tercios de países que han comenzado el presente ejercicio con muy buen pie.

Por subsectores la edificación residencial se espera que crezca un 1,5%, la edificación no residencial, un 2%; la rehabilitación, un 1,9%; y la obra civil, un 2,7%.

El caso de España

Como no podía ser de otra manera, en el caso de España, las previsiones también muestran una desaceleración con respecto a las realizadas en la pasada conferencia de invierno de Euroconstruct. Así, se espera un crecimiento de la producción del sector de la construcción en nuestro país del 5,5% para este año, en lugar del 8% como se había previsto en noviembre. Igualmente, se esperan incrementos del 5,5 y del 3% para 2023 y 2024, respectivamente.

Entre los principales motores que impulsarán el crecimiento de la construcción tanto a nivel español como europeo destacan la obra civil y la rehabilitación de viviendas. Dos subsectores que tienen en los fondos Next Generation su palanca principal. En cuanto a la edificación residencial, Josep Ramon Fontana dijo que para el conjunto de 2022 se espera que se inicie la construcción de unas 100.000 nuevas viviendas a nivel nacional, 10.000 menos que en 2021.

Las previsiones de crecimiento del mercado español de la construcción por subsectores indican un aumento del 3,5% de la edificación residencial para 2022; el mismo porcentaje se espera para la edificación no residencial. Por su parte, la rehabilitación se espera que crezca un 4,8% este año; y la obra civil, un 6,9%.

*Para más información: www.euroconstruct.org

Cocina Integral

28.07.2022