Los principales cambios del nuevo etiquetado energético


9 marzo, 2020

Los principales cambios del nuevo etiquetado energético: lavadoras

09.03.2020 Este 5 de marzo ha sido el último Día Mundial de la Eficiencia Energética en que estuvo vigente el actual etiquetado, que comenzó a introducirse en el año 1994. Dados los avances en tecnología y sostenibilidad de los electrodomésticos, la nueva etiqueta responde a la necesidad de adaptarse a los tiempos actuales. Es decir, no sólo mostrará el consumo de electricidad, sino también otros datos energéticos y no energéticos, con pictogramas más intuitivos. A todo se añade un Código QR que permitirá a los consumidores obtener información adicional para poder comparar productos en la base de datos europea EPREL. El nuevo Reglamento Europeo de Etiquetado Energético, que entra en vigor este marzo, afecta a lavavajillas, lavadoras y secadoras, frigoríficos, lámparas, pantallas electrónicas y frigoríficos industriales.

Los principales cambios del nuevo etiquetado energético: lavavajillasDiferencias

El nuevo etiquetado expone nuevos elementos de rendimiento, requisitos de diseño ecológico más estrictos y un nuevo método de prueba, explica André Monteiro, director de la categoría de lavado de Grupo Electrolux, resumiendo las diferencias. Los cambios que incorpora esta nueva etiqueta reflejan acercarse a un consumo más real y actual (del día a día) del usuario. Los consumidores usamos programas cortos, no los largos, aunque sean más eficientes. Por ejemplo, no siempre llenamos toda la lavadora al máximo y lavamos llenando la mitad del tambor o un cuarto de éste. Y todo este tipo de variables que se detectaron en los consumidores hace que la forma de medir y testear la máquina, para luego clasificarla, refleje este comportamiento, añade.

La etiqueta energética europea actual, según un estudio de Grupo Electrolux, la reconocen el 85% de los europeos. En 2006 dos tercios de los frigoríficos y lavadoras vendidos se etiquetaron como clase A. Sin embargo, en 2017, más del 90% de los productos vendidos en el mercado europeo superaron la clase A, es decir, A +, A ++ o A +++.  En diez años ha habido una rápida evolución hacia productos mucho más eficientes. Esto explica la necesidad de actualización de esta etiqueta. Con la nueva se cambia la clasificación, y la escala irá desde la A hasta la F. Así que, un electrodoméstico A+++ podrá convertirse en clase B, siendo el mismo producto, continúa André Monteiro.

Plazos de implementación

La fecha clave para el consumidor fue el 1 de marzo de 2021. Las tiendas tienen a partir de ese día dos semanas para actualizar la comunicación de la etiqueta en las tiendas. Sin embargo, los fabricantes manejan otro plazo para prepararse para ese hito:  el 1 de noviembre de 2020. Para ese día, el 100% de los productos que se distribuyan al mercado deberán incluir la nueva etiqueta. Por ello, hasta entonces estarán presentes las dos etiquetas: la antigua como principal, y la nueva en el interior del producto.

Gráfica explicativa con los principales cambios

Aparecen parámetros de limitación de tiempo, introduciendo el programa ECO 40ºC-60ºC, que es más corto del que hay actualmente y es el estándar sobre el que se mide la eficiencia de una máquina en el laboratorio. A la hora de medir el consumo, en vez de hacerlo por ciclo, se hace una media ponderada, dependiendo de si se ha llenado la lavadora completamente, la mitad o una cuarta parte.

*Para más información: www.electrolux.es

Cocina Integral


Milessi

PUBLICIDAD